Una carilla, corona protésica o funda dental, se realiza sobre una pieza dental o sobre un implante dental.

 

En ocasiones es necesario recubrir el diente con una estructura hecha en el laboratorio protésico, para proporcionarle mayor resistencia, o por ejemplo para darle distinta forma y color. Esta estructura puede ser de distintos materiales, y se intenta que tenga el color más adecuado o deseado en función del entorno que le rodea.

 

 

Con frecuencia dicho recubrimiento se hace sólo en la zona frontal o visible del diente, llamada cara vestibular. En ese caso hablamos de carilla, y gracias a ella buscamos para el diente un determinado color y una forma más bonita.

 


Síguenos en las redes sociales


Síguenos en Google+