La ortodoncia consiste en un tratamiento que corrige una malposición espacial de los dientes secundaria a distintas causas óseas o dentales.

 

 

La corrección de esa malposición es conveniente, y no solo por motivos estéticos, ya que tener los dientes en una posición adecuada nos ayudará a masticar mejor y a tener menos problemas en la articulación de la mandíbula, además de proporcionarnos una bonita sonrisa.

 

 

Un tratamiento de ortodoncia puede hacerse en un niño y en una persona mayor.

Algunas personas no se animan a solucionar este problema estético y funcional, porque no quieren que nadie vea aparatos en su boca.

 

 

Pero hay alternativas, y en nuestra clínica  intentamos dar a estas personas soluciones de distintos tipos para que nadie pueda ver aparatos en su boca durante el tiempo que dura el tratamiento.

 

 

El resultado es una mayor estética de la boca sin que nadie haya visto artilugios aparatosos en ella.

 


Síguenos en las redes sociales


Síguenos en Google+